Hábitat inicia proyectos de viviendas de interés social

Panamá, miércoles 4 de Enero de 2006

Tomás González lloró de emoción cuando vio terminada su casa en Altos de las Colinas, una comunidad de Santiago de Veraguas, donde la pobreza no ha podido vencer a la esperanza.

Las casitas, forradas con cartones, oxidadas hojas de zinc y hojalata achurrada, van desapareciendo poco a poco. El proyecto de Las Colinas es el primero de la fundación Hábitat para la Humanidad Panamá, que llegó aquí en el 2003.

EL TECHO ESPERADO

Matilde Méndez Aizpurúa, presidenta de Hábitat Panamá, informó que la construcción de las primeras 10 viviendas en Altos de la Colina se inició el 18 de junio de 2004. Las casas tienen 50 metros cuadrados de construcción (dos dormitorios, un baño, sala comedor, lavandería). La vivienda tiene un costo aproximado de 7 mil 500 dólares, con un plazo de 16 años para pagarla a razón de 46 dólares mensuales sin interés. Posteriormente se construyeron 20 casas más de 42 metros de construcción, con una mensualidad de 40 dólares. La inversión total es de aproximadamente 300 mil dólares.

La inversión en viviendas sale del diezmo de la Iglesia evangélica internacional y del aporte de donantes nacionales. Las casas son construidas por sus potenciales dueños y voluntarios de la comunidad.

Otto René Quiñones Carías, director ejecutivo, indicó que Hábitat para la Humanidad es una fundación cristiana sin fines de lucro, con base en Estados Unidos y presencia en 100 países en el mundo. Actualmente ha construido 200 mil viviendas y ayudado a un millón de personas.

PLANES FUTUROS

Méndez y Quiñones Carías explicaron que la fundación cuenta con un Consejo de Notables, entre los que figuran el Arzobispado de Panamá, despacho de la Primera Dama, el sacerdote David Cosca, Jorge Arosemena, Roberto Eisenmann y empresas como Banistmo, Banco General, Fundación Martinelli y Doit Center.

Según ellos, en la medida que el Gobierno avance en sus programas de legalización de lotes se pueden ampliar los programas, ya que uno de los requisitos indispensables es tener título de propiedad de la tierra. El Ministerio de Vivienda (Mivi) entregó el año pasado mil 760 lotes, mientras que el Banco Hipotecario Nacional entregó 3 mil títulos de propiedad en el 2005.

Anabella Huertas, directora de Proyectos del Mivi, dijo que en 2005 se tenían planes de desarrollar proyectos conjuntos con Hábitat, sin embargo, los trámites internacionales de la fundación demoraron mucho y el Mivi tenía urgencia de ejecutar el presupuesto en viviendas populares. "Estamos anuentes en trabajar en conjunto para reducir el déficit habitacional del país", afirmó.

El 10 de diciembre pasado Hábitat inició la construcción de 10 viviendas más, que suman 40 en total. Hábitat explora otras fuentes de financiamiento para hacer proyectos de 500 y hasta mil casas para familias pobres.

Trabajo por la comunidad:

  • Utiliza criterios de selección de familias que impidan la discriminación o favoritismo en cuanto a etnia, familia, sexo, afiliación política o religiosa, dando preferencia a las familias de escasos ingresos que habiten en viviendas infrahumanas.
  • DONACIÓN: La empresa privada se unió a los planes de expansión de la fundación.
  • RELIGIÓN: Se basa en la real necesidad de los beneficiarios y no en las creencias religiosas.
  • CONTINUIDAD: Los fondos que se obtienen de las mensualidades de los prestatarios son utilizados para hacer nuevas construcciones.

 

Por Hermes Sucre Serrano.

La prensa